Saltar al contenido

¿Qué es mejor para el seguro de mi moto, cantidad o calidad?

En el momento en el cual decidimos comprarnos una moto, después de elegir el modelo, el color o la marca, otra de las cuestiones que nos planteamos es cuál será el mejor seguro para nosotros. Solemos caer en el error de creer que cuantas más cosas incluya nuestra póliza será mejor, pero en realidad lo que debemos tener en cuenta a la hora de adquirir un seguro es cuáles son nuestras verdaderas necesidades y si podemos cubrirlas todas.

Hay muchas compañías que nos ofrecen pólizas muy completas para nuestra moto, pero antes de elegir una de ellas lo ideal es poder comparar los diferentes seguros que tenemos disponibles en el mercado. En este sentido es recomendable que acudamos a un comparador que nos ofrezca los mejores seguros de moto, donde es posible encontrar un gran número de pólizas entre las que comprobar cuál es la más adecuada.

Un buen seguro de moto no tiene porqué ser el que tenga las mayores coberturas, puesto que la primera condición que debe cubrir nuestra póliza es precisamente que cubra todas nuestras necesidades. Por ello algunos seguros son muy completos, pero puede que ciertas coberturas no las necesitemos.

compara seguro y elige bien

Es mucho más recomendable que contratemos aquellas que si nos convienen según el uso que vayamos a darle a la moto. Por tanto, en este sentido la calidad es más importante que la cantidad cuando vayamos a realizar la contratación. Tampoco podemos olvidar que otra de las condiciones que debe tener nuestro seguro es que disponga de la mejor relación calidad-precio, siendo por este motivo fundamental que hagamos una comparación previa para conocer el coste final que tendrá la póliza.

De igual modo, los servicios que hayamos contratado en ese seguro deben ser eficaces, dándonos solución a nuestros problemas rápidamente y finalmente la póliza también tendrá que hacer frente a las particularidades que presentan estos vehículos de dos ruedas.

En cualquier caso, siempre que vayamos a adquirir un seguro para nuestra moto debemos cerciorarnos de que incluyan dos coberturas básicas. Por un lado la de asistencia de viaje, que es algo fundamental, ya que a través de ella podremos cubrir nuestras necesidades en cualquier trayecto que hagamos con el vehículo.

Ya sea para personas, como puede ser la asistencia sanitaria o incluso el transporte funerario, o también para atender al vehículo en cuestión de averías, rescates o remolques, entre otros casos.

La segunda cobertura que no puede faltarnos en nuestra póliza es la de accidentes. Esta se hará cargo de otorgar indemnizaciones en caso de que el asegurado fallezca o se quede en una situación de incapacidad. En este caso también podremos añadir otras coberturas adicionales, que dependerán de lo que nos ofrezca cada compañía.

Aunque estas son las dos coberturas básicas que no pueden faltarnos en nuestro seguro de moto, como bien hemos dicho, las aseguradoras nos ofrecen la posibilidad de incluir otras adicionales según el uso que le vayamos a dar el vehículo. Por este motivo es importante que sepamos las necesidades que queremos cubrir y no contratar coberturas que no sean necesarias. Así, en algunos casos los asegurados añaden una cobertura por robo o por incendio. También se pueden incluir otras de gestión de multas o también para adquirir motos de sustitución.

En cualquier caso, antes de contratar un seguro de moto debemos comparar todos los que tenemos en el mercado para así conocer la calidad y el precio de estas pólizas. Es muy importante que delimitemos qué es lo que queremos cubrir con la intención de no contratar coberturas de más que no son necesarias con respecto al uso que le vayamos a dar a nuestro vehículo.